Código de conducta

Como profesional del sector y como miembro de la RICS (Royal Institution of Chartered Surveyors), creo profundamente que el ejercicio de la profesión debe regirse por unas normas de conducta ejemplares que de forma genérica se concretan en los siguientes conceptos:

  1. Se actuará con integridad. El interés propio no debe anteponerse en modo alguno al de aquellos para quienes tengamos una responsabilidad profesional.
  2. La honestidad es uno de los más preciados principios que rigen el ejercicio de la profesión. La actuación no deben llevar a equívocos o errores.
  3. Se debe mantener un comportamiento abierto, estableciendo canales de información sencillos y transparentes.
  4. Se debe ser responsable y consecuente con las acciones llevadas a cabo. Asumiremos las responsabilidades que nos han sido asignadas y no culparemos a otros de nuestros propios errores.
  5. Se debe conocer cuáles son nuestras capacidades y ser conscientes de cuáles son nuestras limitaciones y competencias.
  6. Debemos tener un comportamiento objetivo. Las funciones de asesoramiento deben asentarse en premisas de objetividad y transparencia. El interés propio no deben ser motivo de influencia sobre nuestros juicios o tomas de decisiones.
  7. Debemos ser un buen ejemplo ante los demás. Cuidaremos de nuestro comportamiento bien sea en el ámbito profesional como en el privado.
  8. La disposición de fondos en custodia que tengan su origen en pagos a cuenta por trabajos o provisiones por conceptos diversos, será tratada con rigor y transparencia, rindiendo cuentas en los tiempos y formas acordadas con nuestro cliente.